“LA EDAD IDEAL PARA ESPECIALIZARSE EN EL DEPORTE ES A PARTIR DE LOS TRECE O CATORCE AÑOS”

“En la progresión de un niño a la hora de practicar deporte se pueden distinguir tres etapas diferenciadas. Es a partir de los 13 o 14 años, cuando se encuentran en categorías cadetes, cuando se pueden dedicar a un deporte de forma más especializada”. Se trata de una de las principales conclusiones de la intervención del colegiado Jordi Mañé en el programa “Escúchate”, en Aragón Radio, el pasado martes, 31 de enero.

-Colaboración de Jordi Mañé (col. 7.993) en Aragón Radio (31-1-2017)-

 

Jordi Mañé, un Licenciado en Educación Física con una larga experiencia profesional, actualmente profesor del TAFAD del colegio Santo Domingo de Silos, analizó la forma en la que se produce el acceso al deporte de los más pequeños.

 

La primera de las etapas, hasta los seis años, podría considerarse de inicio precoz, “que sería muy pronto para comenzar a especializarse en un deporte”. En la siguiente franja, la etapa óptima, a partir de los ocho años, “sería recomendable practicar más de una disciplina”. A partir de los trece o catorce años, no obstante, “concluyen los cambios hormonales que los chicos y chicas experimentan en sus cuerpos y, por lo tanto, se trataría del momento ideal para elegir un deporte. Hasta entonces lo mejor es que prueben varias cosas y, llegado el momento, ya se decidirá”.

 

Mucho se ha hablado de la forma en la que se elige el deporte que cada niño tiene que practicar. “Intervienen diferentes factores que tenemos que tener en cuenta. Lo primero, el propio niño, su motivación, sus características y habilidades…”. En todo caso, como principal recomendación de cara a los padres hay que tener en cuenta que “no nos tenemos que marcar objetivos personales nuestros, como padres, sino pensar en disciplinas apropiadas para nuestros hijos”.

 

Una cuestión menos importante es si se elige un deporte individual o colectivo. “Todos los deportes aportan cosas muy interesantes”. Por encima de esta decisión se encuentra contar con “una buena educación deportiva, de la mano de educadores preparados y profesionales, en los que, preferiblemente, se trabaje con objetivos a largo plazo”.

 

Éxitos y frustraciones

 

En unos momentos en los que existe una importante presión social por lograr el éxito a toda costa, es necesario recordar lo difícil que resulta encontrar un caso excepcional, alguien que pueda competir al más alto nivel. “Rafa Nadal solo hay uno. Aunque se pueda detectar a algún chaval que disponga de mayores destrezas para la práctica deportiva, lo importante va a ser trabajar con planificación y eso empieza tanto por su propio entorno familiar como por el Club donde va a desarrollar su deporte”.

 

Más habitual resulta gestionar la frustración. “Eso nos ha pasado a todos en algún momento. De ahí volvemos a la importancia de una adecuada educación deportiva, que va a trabajar indirectamente aspectos como gestionar la frustración y con la que todos los deportistas puedan encontrarse a gusto”. En todo caso, no hay que olvidar que el deporte, aparte de competición, que también, “encarna una serie de valores como el compromiso, el respeto, el compañerismo, algunos de ellos bastante perdidos en nuestra sociedad y que en nuestro ámbito se pueden trabajar cada día”.

 

http://www.aragonradio.es/radio?reproducir=152099

 

Más información en www.colefaragon.es Twitter: @colefaragon Facebook: https://www.facebook.com/colefaragon/